El Gobierno aplica el artículo 155 para destituir a Puigdemont y sus consejeros.