El Gobierno asume la búsqueda y exhumación de desaparecidos de la Guerra Civil.